CALIGRAFÍA DE LOS SUEÑOS MARSÉ, JUAN

Nota media 7,31 Muy bueno 26 votos 6 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialLUMEN
  • Año de edición2011
  • ISBN9788426418982
  • Idioma Español

Resumen

A mediados de los años 40 del siglo pasado, Ringo era un chaval de unos quince años que se pasaba muchas horas encerrado en el bar de la señora Paquita, leyendo y moviendo los dedos sobre las mesa, como si aun estuviera repasando las lecciones de piano que su familia ya no podía costearle. Ahí, en esa taberna mal iluminada del barrio de Gracia, el chico supo de la historia de amor entre la señora Mir y el señor Alonso: ella, una mujer entrada en años y en carnes, masajista de profesión, coqueta, ingenua y enamoradiza; él, un cincuentón apuesto que empezó frecuentando a la mujer para curarse de una lesión en el pie y acabó instalándose en su casa. Allí vivían Vicky Mir, su hija Violeta y Alonso, hasta que un domingo por la tarde pasó algo inesperado: el barrio entero vio cómo Vicky se echaba en las vías muertas de un tranvía intentando un suicidio imposible y ridículo, mientras el señor Alonso desaparecía del barrio para no volver. Lo único que quedaba de él era una carta que el hombre prometió escribir y entregar a Paquita para que la hiciera llegar a su destinataria, y alrededor de esta misteriosa carta se mueve la historia que el narrador va desvelando de a poco. Antes de saber qué contenía la carta y a quién iba dirigida, seguiremos los pasos de Ringo y de su familia: hijo adoptado de un padre comprometido con la lucha antifranquista y de una madre cariñosa y fuerte, que intenta suplir como puede las carencias económicas trabajando día y noche, el chico es aprendiz en un taller de orfebrería hasta que un feo accidente le corta un dedo de la mano. Se esfuma así su sueño de ser un gran pianista, pero crece su imaginación, bien alimentada por los cómics de entonces y las novelas que compra de segunda mano. Después de tanto leer, finalmente llega el momento mágico en que unas primeras palabras, el arranque de lo que sería su primer relato, quedan fijadas en un cuaderno.

6 críticas de los lectores

7

La trama se desarrolla en Barcelona, en la posguerra, en un ambiente de barrio que permite la aparición de distintos personajes y varias historias paralelas. En el centro se encuentra Ringo, un adolescente que al parecer tiene mucho en común con el propio autor. Soñador, aficionado a la lectura y al cine, y en plena fase de descubrimiento del mundo real, el chico deberá afrontar los cambios personales que se le presentan, además de ser testigo mudo –y a veces partícipe– de la vida en el barrio, en especial de la historia de desamor que vive una de las vecinas.
Recrea muy bien la sociedad de la época, la escasez, el contrabando, la resistencia, el fin de la niñez… Me ha gustado también la ambientación, en la que se reconocen perfectamente los lugares que aparecen en la novela. Marsé narra en presente, su prosa es elaborada, descriptiva y con un vocabulario muy rico, quizá excesivamente rebuscado en algún momento. El tiempo es lento, se demora en los detalles y a la acción le cuesta avanzar.
Es el primer libro que leo del autor y no me ha disgustado, aunque tampoco me ha entusiasmado, la historia de Ringo no me ha llegado a atrapar. No obstante me ha parecido un buen libro y espero leer algo más del autor.

hace 3 años
9

Es una buena novela, al más puro estilo Juan Marsé que recuerda mucho a "Últimas tardes con Teresa", sobretodo por que el protagonista es un adolescente que crece en un barro periférico de la Barcelona de posguerra. El personaje principal, Ringo, es un chaval quinceañero con mucha vida interior, muy imaginativo y fantasioso, que va descubriendo la vida a través de sus libros y el cine, y va haciéndose mayor en un entorno muy marcado por la no muy lejana Guerra Civil y el régimen franquista. He leído la biografía del autor, y he descubierto que en esta novela hay bastantes cosas basadas en su vida, como por ejemplo que tanto el protagonista cómo el autor fueron niños adoptados y que los dos empezaron su vida laboral trabajando como aprendiz de joyero, abandonando para convertirse más tarde en escritores, así que podríamos decir que es un libro bastante autobiográfico. Los personajes están muy bien perfilados, muy bien construidos y resultan muy entrañables y cercanos, hasta los echaré de menos ahora que he acabado el libro. Tiene la novela su poquito de buen humor y su mucho de sentimiento nostálgico, que hacen especial esta novela aparentemente sencilla, pero llena de emociones y sentimientos. Y todo esto presentado por el autor con su peculiar y magistral forma de trabajar con el lenguaje para dejarnos una novela magnífica, que hace pensar que menos mal que en este país aún hay autores que hacen buena literatura. Muy recomendable. http://laislaliteraria.forogratis.mobi/t232-caligrafia-de-los-suenos-juan-marse

hace 5 años
9

Muy buena novela. Comparto la crítica de otros lectores, como. Gemma49.

hace 7 años
7

Novela de típico sabor Marsé. Una historia sencilla, de personajes entrañables, de una época en que los niños se refugiaban en sueños e historias inventadas en solares, de adolescentes que se perdían en sórdidos barrios buscando convertirse en adultos, de adultos que escondían secretos y miedo por la historia vivida, de desengaños, de sueños rotos y desesperanza, de emociones. Las historias pequeñas que nos llevan a una época que ya no existe pero que conocemos aunque no la hayamos vivido, que nos conmueve, que nos llega dentro porque aún la tenemos marcada en nuestros genes. Marsé en estado puro. Buena novela.

hace 7 años
10

Novela nostálgica, que transcurre en el marco habitual del poeta, la Barcelona de la posguerra, con sus miserias, el contabando de alimentos y el extraperlo, la preadolescencia del protagonista (pianista frustrado a los 13 años y devorador de novelas de aventuras), frases equívocas, alusiones soterradas, un rico mundo ficticio... Y unos personajes entrañables que se clavan en lo más profundo. El protagonista, que no es el personajes más logrado, refleja al propio autor con un tono autobiográfico. No hay asesinatos, ni muertos, no hay intriga de la que acostumbramos. No pasa nada y pasa mucho. El tiempo oscila, básicamente, entre los trece y los dieciseis años del protagonista, en la época en que el café se tostaba en los patios traseros de las casas para venderlo luego y poder ganar alguna peseta. Un libro que desde el primer momento te atrapa, por lo que cuenta, pero sobretodo por como lo cuenta. Una historia que lees con el freno puesto, no quieres perderte ninguna de las sensaciones que producen las palabras. Al más puro estilo Marsé. Lo peor es cuando cierras el libro e intuyes que tardarás mucho tiempo en volver a leer algo tan especial, tan bello, tan magistral.

hace 7 años
8

Es un libro muy recomendable. Marsé retrata a la perfección la Barcelona del franquismo. No deja de sorprender, y el final, aunque puede resultar predecible, es muy inquietante.Recuerda mucho a Últimas tardes con Teresa.

hace 8 años