BLOCK 46. Un caso de Emily Roy y Alexis Castells GUSTAWSSON, JOHANA

Nota media 6 Bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

Falkenberg. El comisario Bergström descubre el cadáver terriblemente mutilado de una mujer.Londres. La reconocida criminóloga, Emily Roy, investiga una serie de asesinatos de niños. Los cuerpos presentan las mismas heridas que la víctima sueca: tráquea seccionada, ojos enucleados y una misteriosa «Y» grabada en el brazo.¿Un extraño asesino, que cambia de lugar y de tipo de presa…? En Suecia, Emily encuentra a Alexis Castells, escritora especializada en asesinos en serie. Juntas, se lanzan a una búsqueda que las conducirá hasta las atrocidades del campo de Buchenwald, en 1944.

1 críticas de los lectores

6

La novela se desarrolla en capítulos cortos en los que se alternan diferentes escenarios y fechas. Por un lado leemos sobre Erich Ebner, un joven estudiante de medicina alemán que es deportado al campo de concentración de Buchenwald en 1944. Además de centrarse en las vivencias personales de Erich, estos capítulos sirven como acercamiento global al funcionamiento y a la vida en un campo de concentración nazi durante la II Guerra Mundial, impactante experiencia lectora para aquellos que no hayan leído sobre el tema.
Por otro lado, ya en la actualidad (2014), acompañamos a Alexis Castells, escritora francesa residente en Londres (al igual que la propia autora) que escribe sobre asesinos en serie; su rutina se altera con la desaparición de Linnéa, una amiga que no regresa de su estancia en Suecia; allí se dirigirá Alexis en busca de noticias.
Igualmente en Suecia, encuentran el cadáver de una mujer mutilada. Las heridas que presenta el cuerpo son las mismas que las descubiertas en dos cadáveres de niños encontrados en un parque de Londres, lo que hará sospechar de un posible asesino en serie. Emily Roy, la mejor criminóloga de Scotland Yard, se desplazará a Suecia para seguir la investigación.
Alexis Castells y Emily Roy, junto a la policía sueca, llevarán a cabo una intensa labor de investigación, con diversas subtramas e hilos de los que tirar, que las llevarán por caminos inesperados hacia el pasado, pero que se presentan en orden y bien ligados, de tal modo que atrapan al lector en sus redes y en las últimas páginas es imposible soltar el libro.
Los personajes de Alexis y Emily adolecen de cierta falta de profundidad, además de arrastrar lastres del pasado en sus vidas que solo se insinúan; pero este es el primero de una serie de libros con la misma pareja protagonista, por lo que deduzco que, como suele ser habitual, las iremos conociendo y perfilando en los sucesivos casos que se presenten.
Numerosos personajes, abundantes diálogos y acción, alternancia de capítulos y de ambientación... son aspectos que hacen que la lectura sea muy amena y no decaiga la atención del lector, al contrario, sus páginas nos deparan sorpresas y emoción.
Con un aire a novela negra nórdica, algunos puntos me han recordado a “Petirrojo”, de Jo Nesbo, donde también se desarrollan dos tramas paralelas en épocas distintas, una de ellas durante el nazismo.
“Block 46” es la primera novela de la autora, francesa residente en Londres y nieta de un superviviente del campo de Buchenwald. En mi opinión es una buena incursión dentro de la narrativa policiaca, con asesinatos en serie e intriga, y como ya he mencionado, el interesante viaje histórico al pasado que se intercala. Destacaría asimismo todo el tema de desenmascarar cómo funciona una mente criminal perturbada hasta límites insospechados. Y sin olvidar ese barracón 46 que da título al libro y que hay que descubrir, “la antecámara de la muerte”, “quienes entran allí ya no salen”. Una lectura entretenida y recomendable para los amantes del género policiaco, con el acicate extra de desarrollar parte de la historia en un campo de concentración nazi.

hace 1 mes