BASTA CON VIVIR AMORAGA, CARMEN

Nota media 6,86 Bueno 5 votos 1 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialDESTINO
  • Año de edición2017
  • ISBN9788423352876
  • ISBN digital9788423352937
  • Idioma Español

Resumen

Pepa es una mujer madura que ha pasado gran parte de su vida cuidando de su madre, que enviudó prematuramente y cayó en una fuerte depresión. Pepa dejó su trabajo y se volcó en su madre, pero ahora que ella ha superado la depresión y está rehaciendo su vida, Pepa se siente que ha perdido su tren. Los de su antiguo trabajo no la readmitieron como habían prometido y ahora no le queda más remedio que trabajar en una residencia de ancianos como cuidadora. Se siente frustrada, cree que ha malgastado su vida y su coraza llena de amargura le impide ser feliz. Durante unas vacaciones forzosas, Pepa se ve obligada a reflexionar y a tomar consciencia de los errores que la han llevado a estar donde está. Paralelamente, un viejo conocido le hace notar la presencia en un banco de la plaza de Crina, una joven rumana embarazada que no habla ni un ápice de español. Crina llegó a España engañada por una red de trata de blancas, que la ha obligado a prostituirse y ahora, a punto de parir, no “trabaja” y está más o menos cuidada porque esa red planea vender al bebé. Pepa poco a poco se acerca a ella, descubre su historia y decide volcarse en ayudarla.

1 críticas de los lectores

La vida, un día cualquiera en el banco de una plaza. La vida, punto de encuentro del drama de dos mujeres. ¿El dolor reflexivo y el dolor irracional acabarán entendiéndose?
Ambos tienen nombre de mujer, Crina y Pepa, y distintos acentos, rumano y español. Acabarán mirándose y traduciéndose las penas del alma.
Crina está a punto de dar a luz; Pepa está a punto de vencer su oscuridad. Pero Paco, tercero en discordia, sabe que el bebé corre peligro. Es un viejo de los viejos de siempre, con el pantalón meado, con los ojos atentos al más pequeño cambio.
¿Terminará por convencer a la depresión de Pepa para que reaccione y ayude a la embarazada?
La vida, un día cualquiera en el banco de una plaza. La vida, punto de encuentro del drama de dos mujeres. ¿La esperanza de un futuro en libertad y la esperanza de una resurrección terminarán convenciéndose de que todo es posible?
Literaturizar los espacios cotidianos es, sencillamente, mágico. La residencia de mayores, Mercadona, el descampado donde el perro mea y la dueña desespera. Convertir en personajes a la solterona amargada, al viejo desahuciado o a la rumana víctima de trata de blancas es, así de claro, un milagro by Carmen Amoraga.
Basta con vivir profundiza en la renovación temática de la narrativa española con personajes y colectivos de andar por casa, del telediario, del barrio. La inmigración, la vejez, la depresión o el renacer se abrazan en cada página, se hablan —a veces con una lengua muy de Pepa, irreflexiva, amargada, alocada; a veces con los pensamientos de Crina, trágicamente lúcidos—.
Nunca he recomendado un libro abiertamente, pero con este venzo mi pudor y aconsejo su lectura, sin duda. (Jorge Juan Trujillo, 12 de febrero de 2018)

hace 4 meses