ASALTO A LAS PANADERÍAS MURAKAMI, HARUKI

Nota media 7,8 Muy bueno 10 votos 3 críticas

Resumen

Una noche, muy tarde, acosada por un repentino ataque de hambre, una pareja que apenas ha empezado a convivir y casino tiene comida en casa decide salir a buscar un restaurante abierto donde poder saciarse. El hombre confiesa a sucompañera que ya ha sufrido otro episodio similar en el pasado, resuelto con el asalto a una pa nadería, donde él y un amigo de laépoca pudieron comer pan hasta hartarse a cambio de recibir una imprecisa maldición y escuchar sin ganas la músicapreferida del panadero, fanático de Wagner. Desaforada, la pareja cede a la presión del hambre y sale a la noche de Tokioarmada con una vieja escopeta, buscando el olor a pan.

3 críticas de los lectores

8

Debo añadir que soy una gran amante de Murakami, pero no, los relatos, aunque raramente interesantes, no son lo suyo, apuesto más por sus novelas. En sus relatos se pasa de extravagante y al ser relato te quedas con la sensación de que lo escribió cuando se estaba tomando un día libre de alguna de sus novelas y escribió lo primero que le vino a la cabeza, aún así este concretamente, su encanto le viene de ser tan extraño y original al mismo tiempo, pero no decepcionante en mi opinión, te lo lees de un tirón ya que no te da tiempo a aburrirte demasiado ni a pensar que a Murakami se le ha ido la olla por completo y además te puedes deleitar de las ilustraciones del "zorro rojo" que siempre son una maravilla.

hace 1 año
6

Se trata de un libro ilustrado que contiene dos cuentos del autor. En el primero, “Asaltar la panadería”, el narrador cuenta como él y un compañero, que tenían mucha hambre (“era más bien la sensación de haber engullido todo un vacío cósmico”), asaltaron una panadería para saciar ese vacío, aunque el asalto no se desarrolló exactamente como podían haber previsto.
En el segundo cuento, el más extenso de los dos, “Asaltar de nuevo la panadería”, el mismo narrador cuenta como, diez años después, y hallándose recién casado, se despertó una noche a la vez que su esposa y a ambos les dio un ataque de hambre voraz que no podían saciar. Como una sombra que le atormenta desde el primer “asalto”, deciden que el único modo de conjurar la maldición es con un nuevo asalto a una panadería, aunque no será fácil encontrar una abierta de madrugada.
Son dos relatos peculiares, según indica el autor en el epílogo los escribió al principio de su carrera y ahora los ha “actualizado”. Son dos historias curiosas, un poco extrañas, se leen bien aunque yo no les he encontrado nada particularmente destacable.

hace 1 año
5

Una obra muy rara. Puede que estos relatos sean normales en oriente pero la historia de una pareja que asalta un McDonalds para quitarse una maldición me parece más el argumento de una película de Adam Sandler que algo que deba escribir un firme candidato al premio Nobel. Decepcionante.

hace 2 años