ADIÓS, HEMINGWAY PADURA, LEONARDO

Nota media 7,5 Muy bueno 18 votos 3 críticas

Resumen

En la memoria de Mario Conde todavía brilla el recuerdo de su visita a Cojímar de la mano de su abuelo. Aquella tarde de 1960, en el pequeño pueblo de pescadores, el niño tuvo la ocasión de ver a Hemingway en persona y, movido por una extraña fascinación, se atrevió a saludarlo. Cuarenta años más tarde, abandonado su cargo de teniente investigador en la policía de La Habana y dedicado a vender libros de segunda mano, Mario Conde se ve empujado a regresar a Finca Vigía, la casa museo de Hemingway en las afueras de La Habana, para enfrentarse a un extraño caso: en el jardín de la propiedad han sido descubiertos los restos de un hombre que, según la autopsia, murió hace cuarenta años de dos tiros en el pecho. Junto al cadáver aparecerá también una placa del FBI. Mientras Conde trata de desentrañar lo que sucedió allí la noche del 2 al 3 de octubre de 1958, la novela nos permite asistir a los últimos años del escritor norteamericano, a sus obsesiones, miedos y a su entorno habanero, desde donde refulgen algunos objetos inquietantes, como ese revólver del calibre 22 que el escritor guarda envuelto en una prenda íntima de Ava Gardner. Con el mismo tono crepuscular y melancólico de La neblina del ayer, y la misma eficacia envolvente de sus novelas anteriores, Adiós, Hemingway es un ajuste de cuentas de Mario Conde con su vida y con sus ídolos literarios, pero también una punzante e inolvidable recreación del Hemingway ególatra y contradictorio, acorralado por sus recuerdos y remordimientos, en los días previos a su suicidio.

3 críticas de los lectores

8

Al contrario que otras opiniones me encantan los libros cortos, ya lo dicen: si lo bueno es corto es doblemente bueno. En esta ocasión no nos dá una biografía de HEMINGWAY, es más bien un escaneo al cerebro y alma del escritor. Al principio ya dice que esto es una novela de ficción y que todo puede no ser real pero...que quizás si lo pudo ser. Lo describe como una persona muy buena,pero, perversa; un traidor y tambien patriota;un ser amable pero también un completo gilipollas; etc.etc. Al final lo define claramente: fué " un poco de todo". De lo que no hay duda es que fué un gran escritor, en una época de grandes autores estadounidenses- Al que todavía no lo haya leido, se lo recomiendo. .

hace 7 meses
8

Qué queréis, soy incondicional, no le pongo más nota porque odio los libros cortos. Me encantan los diálogos entre los tres amigos, y ese clima...

hace 5 años
9

Tres razones que convierten a esta novela en imprescindible: Cuba, Hemingway, Genero negro. Decir cada una de estas cosas en cualquier obra es mucho, pero decirlas las tres juntas en un solo libro es demasiado. Mucho credito tambien para Lenardo Padura, escritor que voy a seguir de cerca.

hace 10 años