A PROPÓSITO DE LAS MUJERES GINZBURG, NATALIA

Nota media 8,33 Muy bueno 3 votos 3 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialLUMEN
  • Año de edición2017
  • ISBN9788426403940
  • ISBN digital9788426404343
  • Idioma Español

Resumen

Mujeres con sombrero y sin sombrero, jóvenes y viejas, maquilladas o con la cara recién lavada. Ellas, tan solas o con demasiada gente a su alrededor; con hijos que hacen preguntas molestas o amantes que llegan, te usan, saludan y se van. Mujeres que tarde o temprano se sienten malqueridas, aunque anden por la calle pisando fuerte y mirando coquetas el reflejo de su cuerpo en el escaparate de alguna tienda. En estos cuentos hablan, lloran, caminan las mujeres de Ginzburg y, abrazándolas todas, el texto que abre las puertas de este libro hermoso y valiente: «Las mujeres tienen la mala costumbre de caer en un pozo de vez en cuando, de dejarse embargar por una terrible melancolía, ahogarse en ella y bracear para mantenerse a flote: ese es su verdadero problema... Las mujeres lo que tienen que hacer es defenderse con uñas y dientes de su malsana costumbre de caer, porque un ser libre no cae casi nunca en el pozo ni piensa siempre en sí mismo, sino que se ocupa de todas las cosas importantes y serias que hay en el mundo y solo se ocupa de sí mismo para esforzarse por ser cada día más libre. La primera que debe aprender a actuar así soy yo...» Natalia Ginzburg

3 críticas de los lectores

Aunque en esta colección de relatos se alude expresamente a lo femenino, y en las primeras páginas la propia Ginzburg dilucida en torno a las mujeres y su «mala costumbre de caer en un pozo de vez en cuando, de dejarse embargar por una terrible melancolía», tengo la sensación de que reducir estos relatos a una suerte de proclama feminista es un reduccionismo erróneo. Es bastante más.
Son ocho relatos que siguen al texto inicial que da título al volumen, y cada uno de ellos sirve como una suerte de mirador hacia el ser humano en toda su complejidad, fundamentalmente el femenino, pero también el familiar y el afectivo. La prosa de la autora, límpida, sencilla pero elegante, se ajusta milimétricamente a la descripción de los sentimientos —que cobran preponderancia frente a las acciones— y crea breves retazos de vida, de seres muchas veces débiles y mezquinos, pero siempre humanos.
Como corresponde a toda recopilación de relatos, los altibajos son inevitables, pero en conjunto el volumen raya a gran altura. (Carlos Cruz, 6 de marzo de 2017)

hace 1 año
9

LITERATURA con mayúsculas. En Ginzburg he encontrado sencillez, sutilidad, talento, y oro puro. Nostalgia, melancolía, infelicidad, infidelidad, fracaso... El cosquilleo del alma femenina... Y mucha verdad en cada poso gris ceniza que dejan los relatos. Todo un lujo. Hay que dar la enhorabuena a LUMEN por editar y recuperar buena parte de la obra de esta fabulosa escritora.

hace 7 meses
8

En el libro se recopilan nueve relatos de la autora. El primero de ellos, que es el que da título a la obra, “A propósito de las mujeres”, más que un relato es una reflexión general sobre las mujeres, sobre sus tristezas y miserias, y cómo, sean cuales sean sus circunstancias, “todas caen en el pozo de vez en cuando”, y cómo hay que luchar contra ello, ella misma la primera, “con uñas y dientes”. Esto nos da una idea de lo que sigue, ocho relatos variados –“Una ausencia”, “Los niños”, “Giulietta”, “Traición”, “La casa junto al mar”, “Mi marido”, “Las muchachas” y “La madre”–, que se focalizan en una mujer, incluso aunque en algunos el narrador o protagonista sea un hombre.
Son historias melancólicas que hablan de mujeres infelices o resignadas, de ilusiones y desengaños, deseos no cumplidos, tristezas, traiciones, infidelidades de uno u otro lado... A pesar de ese desencanto y melancolía que transmiten los recomiendo ampliamente. Su prosa es sencilla e intimista, y dan una visión realista y sin compasión del universo femenino. Me han gustado mucho y su lectura me ha dejado una fuerte sensación de buena literatura.

hace 1 año