Resumen

Una escalofriante revisión de las leyendas de vampiros. Sólo 13 balas separan a Caxton de Arkeley y los vampiros. Sólo 13 balas entre los vivos y los malditos. Según la versión oficial, los vampiros se extinguieron en los años '80, cuando el agente del FBI Arkeley se enfrentó al último de ellos en un combate que a punto estuvo de acabar también con su vida. Pero, cuando la agente federal Caxton llama en mitad de la noche al FBI pidiendo ayuda, sólo el agente Arkeley sabe que está pasando: queda un vampiro. Escondido en un asilo abandonado, esperando el momento oportuno con la paciencia de la que solo un no muerto es capaz. Sólo hay un modo de resolver éste caso. Pero parece que los vampiros buscan algo más que la sangre de Caxton, algo sobre lo que su compañero guarda en silencio; algo que tendrá que averiguar o morirá.

2 críticas de los lectores

9

Leí este libro sin tener muchas esperanzas pero me enganchó enseguida ya que se trata de un libro de vampiros original. Muy interesante la contraposición de los dos protagonistas.

hace 4 años
6

Hay dos cosas que me han llamado mucho la atención del libro: la primera la curiosa elección de protagonistas: un Marshall bastante hosco y una policía que no es precisamente el arquetipo de heroína perfecta porque a lo largo de la historia viviremos sus equivocaciones, sus miedos y la inestable relación que mantiene con Deanna, su pareja. La segunda es que los vampiros de la historia son prácticamente indestructibles. A diferencia de otras muchas historias de vampiros que he leído no les afectan ni las cruces, ni el agua bendita, ni los ajos, ni los espejos, ... Es sorprende como cambia el mito dependiendo de quién escriba la historia. Me ha gustado el libro, así que seguiré leyendo la saga. Ya os contaré qué tal el resto.

hace 5 años